marzo 4, 2024

Colegio privado de Lambaré no matriculará a hijos de padres que protestaron por abuso

Los estudiantes, cuyos padres participaron de las manifestaciones luego del caso de abuso sexual a un niño de 6 años, no serán matriculados para el 2023 en el colegio privado de Lambaré. Uno de los afectados manifestó que se trata de una represalia por parte de las autoridades de la institución.

El correo enviado a los padres menciona que el contrato de servicios educativos que regula la relación entre el colegio y su familia tiene vigencia anual, propiamente dentro del curso escolar, donde expresamente se establece que el centro educativo tiene la ‘facultad’ de no conceder la matrícula para un próximo curso lectivo cuando el representante del estudiante “manifieste una conducta contraria a las disposiciones del colegio o sus funcionarios”.

En ese sentido, señala que conforme a lo anterior mencionado, la institución tomó la decisión de no renovar la matrícula para el año lectivo 2023, debido a las “conductas de agresividad e irrespeto mostradas hacia el colegio y a algunos de sus funcionarios, y autoridades durante este periodo lectivo”.

El documento realiza la notificación con tiempo necesario para que los padres afectados puedan considerar otras alternativas educativas, para lo cual contarán con toda la documentación necesaria para el efecto.

Sobre ese punto, una madre – que recibió la notificación – mencionó que la disposición fue hecha por la nueva directora, Nelly Varela, proveniente de España, y fue enviada a todos los padres que encabezaron las manifestaciones y, que según ellos, tuvieron una actitud de agresividad’, cuando en realidad manifestaron solidaridad a las familias afectadas pidiendo explicación a los responsables.

Señaló que su hijo era muy amigo de la víctima y, que debido al hecho, también tuvo que ser asistido psicológicamente. “Con mi marido decidimos sacarle porque no cumple con los valores para nuestro hijo, porque ellos dicen que nosotros, los padres, no cumplimos con nuestras acciones con los valores de la institución”, especificó.

Otro padre notificado indicó que evidentemente hay una represalia tras lo acontecido. “Son correos electrónicos personalizados que recibimos varios padres. Es una sorpresa muy grande y esta gente no termina de embarrarse en su discurso”, lamentó.

Cabe mencionar que el abuso sexual a un niño de 6 años ocurrió a finales de abril, pero se conoció recién los primeros días de mayo. Mediante la investigación se logró identificar a cuatro presuntos autores, que son alumnos del colegio, de entre 12 y 13 años. Debido a que son inimputables, por la edad, se procedió a remitir las identidades al Juzgado de la Niñez y Adolescencia para que se apliquen los mecanismos correspondientes.

En tanto, la directora, coordinadora y docente de dicha institución educativa, se encuentran imputadas por violación del deber del cuidado y obstrucción a la investigación. Las mismas cumplían prisión preventiva, pero desde el 23 de mayo pasado están con arresto domiciliario.

Related Posts