abril 13, 2021

Mamá de quintillizos: “El amor de padres todo lo puede”

El 19 de diciembre del 2020 nacieron cinco bebés tras 29 semanas de gestación en un sanatorio privado de Ciudad del Este. El acontecimiento fue marcado como un hecho histórico y emocionante debido a que al nacer no presentaron ningún tipo de complicaciones. Sin embargo, con el correr de los días, el riesgo aumentó. Hoy solo dos de ellos lograron recuperarse y recibir el alta médica.

Débora Rambo y comenzaron su historia de amor hace 14 años. Durante una década, ambos trabajaron para salir adelante, apostando por su formación académica. El deseo de ser padres y de agrandar la familia nació hace tres años atrás, cuando decidieron tener a su primer hijo pero no podían lograrlo, entonces recurrieron a los especialistas del Hospital Regional de Ciudad del Este, y mediante diagnósticos se detectó infertilidad. Gracias a los tratamientos, Débora logró concebir, pero jamás imaginó que sería madre de cinco bebés.

“En marzo del 2020 buscamos un tratamiento lo que resultó en embarazo múltiple. Si bien, no sabíamos que serían cinco bebés, Dios así lo quiso y así sucedió”, expresó la mujer en contacto con nuestro medio.

El proceso de embarazo fue tranquilo, comentó Débora, con algunos episodios de náuseas y reposo total, solo se movía para situaciones esenciales y para las consultas médicas. Se cuidó durante todo el tiempo, se aisló del mundo, de los familiares, por sobre todo del COVID-19.

Relató que renunció a todo por el bienestar de los quintillizos. “Dejé mi trabajo porque quería que ellos estén bien, todo lo que dejé no era sacrificio, fue un acto de amor”.

El 1 de diciembre del 2020, Débora se internó en un sanatorio privado debido a que su embarazo ya era de alto riesgo y aún no era el momento del nacimiento, ya que estaba de 29 semanas.

El 19 de diciembre, ya no aguantó más y rompió bolsa. Ese hecho movilizó al personal de blanco que se alistó para atender a la madre y a los quintillizos, y lograr que el alumbramiento sea todo un éxito.

Se le practicó una cesárea de emergencia. El primero en nacer fue Benjamín Gael, con 1,060 kilogramos a las 09:26; le siguió Isabella Ayleen, con 1,070 a las 09:27; luego Murilo Henrique, con 1.200 kilogramos a las 09:28; Zarha Gabriela, con 880 gramos a las 09:29 y por último, Nathan Rafael, con 1.120 kilogramos a las 09:30.

El nacimiento de los cinco bebés fue algo histórico y emocionante, no solo para la familia de la pareja sino también para todo el personal de blanco que acompañó a Débora. “Al principio, los bebés nacieron bien, solo que dos días después comenzaron las complicaciones por la prematurez”, relató la madre.

En la víspera de Navidad, falleció Benjamín Gael, al día siguiente Nathan Rafael y el 3 de enero del 2021 Isabella Ayleen. “No fue nada fácil y no sigue siendo fácil las pérdidas de nuestros bebés, pero seguimos fuertes y salimos adelante por Murilo y Zahra”, expresó.

Zahra fue la más chiquita a diferencia de todos sus hermanos, además de la más fuerte, mientras que Murilo, siempre tuvo un cuadro delicado, salió adelante gracias a la ayuda de Dios, contó la mujer.

Después de 42 días en cuidados intensivos y 17 en terapia intermedia, Murilo salió de alta. Mientras que Zahra, después de 49 días en cuidados intensivos, 17 en terapia intermedia, también recibió el alta médica.

Finalmente la familia quedó conformada por los padres y sus dos bebés, quienes hace una semana ya están en su hogar. “Estamos muy agradecidos con Dios por habernos dejado a ellos dos”, afirmó.

El mensaje de Débora para todas las mujeres que deseen ser madres o estén atravesando una difícil situación fue, la de no perder la esperanza y por sobre todo a tener fe en Dios.

“Aunque todo parezca perdido, siempre hay una luz de esperanza y un motivo porque luchar. Siempre habrá una recompensa y una lección que aprender. Debemos agradecer todos los días por las cosas más sencillas de la vida, pues hay muchas personas luchando por tan solo respirar”.

“El amor de los padres todo lo puede”. Todos los que deseen colaborar con los padres, pueden comunicarse al (0985) 500 – 953. Para seguir de cerca la historia, pueden seguir la cuenta en Instagram @quintillizospy. En homenaje a los sobrevivientes Murilo Henrique y Zahra Gabriela, y a los angelitos Benjamín Gael, Isabella Ayleen y Nathan Rafael.

Fuente: HOY Digital

Related Posts