febrero 25, 2021

Cuestionado policía es designado como jefe de comisaría 6ª de Pdte. Franco

El director de Policía del Alto Paraná, Crio Gral. Insp. Miguel Cañiza, realizó ayer un llamativo cambio en una de las dependencias policiales de esta ciudad. Decidió remover al Crio. Ppal. Dionicio Amadeo Cristaldo, quien hasta ayer se desempeñaba como jefe de la comisaría 6ª, y lo hizo sin muchos sobresaltos. En su reemplazo, fue designado el cuestionado Crio. Ppal. Genaro Feliciano Torossi Esquivel, destituido en setiembre pasado de la jefatura de la comisaría 8ª de Minga Guazú por presuntos hechos de corrupción. Ahora el oficial superior es premiado con este nuevo cargo, sin que siquiera el caso donde lo vinculan por un presunto pedido de coima se haya aclarado.

La resolución n° 795/2.019, firmada por el director Cañiza Martínez, cayó como un balde de agua fría en el cuadro policial activo del Alto Paraná, teniendo en cuenta que Cristaldo venía realizando un buen trabajo al frente de la referida comisaría y la ciudadanía no tenía ninguna queja en su contra. En contrapartida, designó en su reemplazo a Torossi Esquivel, salpicado con una grave denuncia de pedido de coima y robo de mercadería de un camión de encomiendas, que los agentes a su cargo retuvieron repleto de presuntos productos de contrabando y para liberar el rodado y la carga habrían exigido una coima de USD 10.000. El conductor del camión se negó a pagar dicho monto y fue derivado a la base policial. Allí, mientras el chofer del camión se alejó del lugar, vergonzosamente rapiñaron parte de la carga que transportaba.

Según la denuncia, alrededor de las 21:30 del martes 17 de setiembre último, agentes de la referida comisaría realizaban un control de rutina sobre la Ruta 02, a la altura del km 16, cuando interceptaron un camión Scania 260, de color blanco, al mando de Francisco Ruiz Pico, de 46 años. El rodado que pertenece a una transportadora estaba repleto de mercadería de todo tipo, que tenía como destino la capital del país. Los uniformados dijeron que la carga no tenía documentos y que el chofer no pudo justificar el origen de la misma, por lo que sospecharon que se trataba de contrabando. Los uniformados, encabezados por oficial inspector David Mendoza, subjefe de dicha unidad, trasladaron el camión hasta la sede policial. Allí, supuestamente, el propio jefe de la comisaría 8ª, Crio. Ppal. Genaro Torossi, le planteó una salida “amistosa” para liberar la carga. Para el efecto el jefe policial habría solicitado una coima de USD 10.000 (unos G. 61 millones) para hacer de cuenta que nunca existió procedimiento alguno. Como el chofer no contaba con el dinero, se retiró del sitio, mientras que el camión cargado con la mercadería quedó estacionado en el patio de la referida sede policial.

 

Fuente: La Clave.

Related Posts