octubre 28, 2021

Friedmann no pudo justificar cargas de combustible

En el informe de auditoría figura que la secretaría de Obras Públicas a cargo de su tío Rolando registró en fecha 3/09/2015, una carga de 23.820 litros de gasoil común de una sola vez. La cantidad suminis­trada equivale al tanque lleno de 30 camiones de 12 metros que realizan trans­porte internacional de carga y que cuentan con tanques con capacidad de 700 litros de combustible.

Lo más grave es que entre las planillas de uso diario de combustible de los equipos de obras viales de la gober­nación, correspondientes al mes de setiembre del 2015, no se observó la utilización de maquinarias en fecha 3/09/2015.

Todo apunta a que se imple­mentó un sistema para efectivizar cupos de com­bustible considerando que la llamativa carga de los 23.820 litros de gasoil no está registrada en el sistema informático de Movimiento de la Flota Web de Petropar.

Las insólitas cargas eran una práctica común durante su administración, no fue la única observación que hizo Contraloría y que ahora está investigando la Fiscalía.

En fecha 16/09/2015, por ejemplo, aparece una carga en el tiempo récord de 7 minutos de 11.530 litros de gasoil común por valor de G. 55.000.000. Tampoco se presentó el ticket expedido por la distribuidora en estos casos.

Unos G. 1.225 millones en el 2015 y G. 1.500 millones de ejecución en combusti­ble registra la administra­ción de Friedmann. En su defensa, Friedmann alegó que no tenían disponibilidad, las tarjetas estaban sin saldo, entonces iban retirando com­bustible hasta que tuvieron fondos e hicieron pasar de una sola vez las tarjetas.

A esto se suman los 203 mil platos de almuerzo escolar que pagaron, pero no distri­buyeron en el 2016, y notas de remisiones que no condi­cen con lo realmente reci­bido por las directoras de escuelas. También alega­ron problemas “adminis­trativos” como firma tardía de contrato y para no per­der presupuesto adelanta­ron pago.

En cuanto a los pagos dupli­cados y triplicados por mis­mos repuestos a favor de la firma Maintal, de su her­manastro Ricardo Gotze, en el marco de contratos por valor de G. 1.087 millo­nes, Friedmann se escudó en que hubo equivocación en los datos de los vehículos y que en algunos casos los móviles se descomponían dos a tres veces por año.

 

Fuente: Hoy

Related Posts