julio 27, 2021

El desafío más Importante del coronavirus en Argentina: la etapa post cuarentena y el uso del tapabocas

La precoz y acertada fase de supresión/cuarentena obligatoria impuesta por el gobierno, disminuyó la tan temida curva de contagio inicial por COVID-19. Es una carrera contrarreloj donde lo importante es que estamos ganando tiempo. Tiempo para prepararnos, esperar un tratamiento efectivo, una vacuna disponible… y sobre todo para pensar cómo seguir post cuarentena.

Porque, aunque nos cueste creer, la fase más fácil en la evolución de la enfermedad fue esta paralización de las actividades. Habiendo pasado ya dos tercios de la cuarentena, se ha perdido tiempo en concientizar a la comunidad de la importancia de la próxima fase, que no va a ser corta y que implica reactivar la economía sin descuidar la salud.

Es decir, que no tengamos un brote con una empinada curva de contagios. Se perdería lo ganado y no nos serviría este esfuerzo de estar encerrados, se volvería para atrás.

¿Porque es clave comenzar ya a concientizar a la sociedad, incluye gobierno, acerca del compromiso y responsabilidad social post cuarentena? En estos primeros 100 días de pandemia, vimos una Italia con un tsunami sanitario sin tiempo para pensar. Sin embargo, otros países de occidente, si tuvieron tiempo de ver otras experiencias y actuaron tardeY tarde en esta pandemia se mide en días… y en vidas perdidas.

Países como China y Corea del Sur, con diferentes métodos lograron dominar la curva de contagios hasta hacerla casi plana. Y en el medio de la enfermedad más vertiginosa de la historia reciente de la humanidad, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) desconciertan, una organización que tarda en actualizarse frente a una pandemia de velocidad inédita. Entonces se debería priorizar el sentido común.

Corea de Sur tuvo todas las epidemias virales de los últimos 20 años (SARS, MERS, Ébola). En todas utilizó tapabocas, obligatorio para la comunidad. En China el director de la lucha contra el COVID-19, George Gao, dijo no estar de acuerdo con la política de Estados Unidos de no usar tapabocas en la comunidad. Se basó en la evidencia que hay una importante proporción de pacientes asintomáticos, poco sintomáticos o en periodo de incubación que transmiten la enfermedad. Con una lógica científica, hay que tratar a todos como si fueran potencialmente COVID-19 positivos.

F: Infobae

Related Posts