diciembre 6, 2023

“Mbururú” y 17 indígenas fueron imputados tras el ataque en Itakyry

Los 18 detenidos afrontan los cargos de supuestos hechos punibles de homicidio doloso en grado de tentativa, lesión grave, coacción grave, toma de rehenes, robo agravado, entre otros.

El fiscal Alfredo Acosta Heyn presentó imputación contra Rafael Esquivel, alias “Mbururú, y otros 17 indígenas que habrían tomado por asalto un establecimiento agrícola del distrito de Itakyry, sitio donde ingresaron fuertemente armados logrando reducir a los propietarios, luego incendiaron plantaciones y maquinarias, además sacrificaron animales y perpetraron saqueo en el lugar.

Los procesados, además de Esquivel, son Eduvigis Benítez Vargas, Jorge Ramón Jara Franco, Héctor Jonás Gauto, Armando Moisés Gauto, Juliano Goncalves, Diego Goncalves Díaz, Milciades Benítez Benítez, Lidio Rojas Soria, Fabio Waldemar Díaz Martínez, Lorenzo Díaz Martínez, Cristóbal Gauto Tapari, Juan Ignacio Gauto, Milciades Rojas Medina, Lorena Goncalvez Díaz, Juan Ignacio Tapari, Edilson Esquivel Benítez y Rubén Julio Paniagua Vera.

Los 18 detenidos afrontan los cargos de supuestos hechos punibles de homicidio doloso en grado de tentativa, lesión grave, coacción grave, toma de rehenes, robo agravado, producción de riesgos comunes, amenaza de hechos punibles, asociación criminal y coacción sexual y violación.

Los hechos se registraron este 20 de agosto pasado a las 13:00 horas aproximadamente, en un inmueble ubicado en la colonia “Chacore’i”, Tapé Yke, distrito de Itakyry.

En la ocasión, “Mbururú” Esquivel, Diego Gonzcalves y Lorena Goncalves encabezaron un grupo de 50 indígenas, de la localidad de Ka’a Poty, que atropellaron la propiedad y redujeron a Pedro Rufino Torras Maldonado, a su esposa Rosalina Romero de Torras, a Francisco Leonardo Torras Romero, a Carlos Torras e Inocencio Ramos.

Según la investigación, los atacantes presumiblemente llegaron armados con machetes, foizas, hachas, cuchillos, palos y honditas y tomaron de rehenes a las víctimas, exigiendo que abandonen inmediatamente la propiedad, ínterin en que le propinaron golpes con los elementos contundentes y amenazándoles de muerte.

Posteriormente, incendiaron una plantación de camerún y un tractor. Luego, ingresaron hasta el tinglado, prendieron fuego a una máquina sembradora y una fumigadora. Asimismo, se habrían apoderado de herramientas de granja (desmalezadora, motosierras, machetes, azadas y hachas, entre otros).

Tras el hecho, derribaron el portón del tinglado y ocasionaron daños materiales en la casa, destrozando electrodomésticos y enseres. En ese momento, llegó al lugar Francisco Leonardo, a quien también propinaron golpes con machetes y palos, ocasionándole lesiones. Además de causar daños materiales a su vehículo y le despojaron de sus pertenencias (aparatos celulares, la suma de 3 millones de guaraníes, hojas de cheque, tarjetas de crédito, débito y documentos varios).

De igual manera, tomaron presuntamente de rehén a una mujer, a quien supuestamente Diego Goncalves, manoseó todo el cuerpo y la sujetó por el alambrado principal de la propiedad, advirtiéndola que la sometería sexualmente.

Acto seguido, los presuntos agresores procedieron a la matanza de animales de corral, tales como conejos, gallinas y cerdos. Tras ser alertados, acudieron al lugar efectivos policiales a cargo del subcomisario Bruno Vega, quien trató de dialogar con los sindicados, quienes en todo momento se encontraban en actitud belicosa. Más tarde acudieron al sitio refuerzos de diferentes reparticiones policiales, por lo que los supuestos atacantes se dieron a la fuga.

Tras todo lo ocurrido, las víctimas radicaron la denuncia y sindicaron como autores a los indígenas que están acampados en la propiedad de Abel Simoe de Almeida, en el sector conocido como Acaray Costa, distrito de Itakyry. Del mismo modo, señalaron como cabecillas a Rafael Esquivel, Diego Goncalves y Lorena Goncalves.

En prosecución de la investigación, la Fiscalía y la Policía Nacional allanaron primeramente un inmueble, ubicado barrio Don Bosco de Ciudad del Este, y detuvieron a Esquivel, quien se encuentra en la Dirección de Policía de Alto Paraná.

Luego, intervinieron el inmueble ubicado en la zona de Itakyry y también privaron de libertad a los 17 nativos, quienes igualmente se encuentran recluidos en el calabozo policial. Todos ellos están con pedido de prisión preventiva, considerando la gravedad de los hechos presumiblemente cometidos.

Related Posts