marzo 4, 2024

Llaman a postular a profes que dejan huellas

Es por esta razón, que la Fundación Dequení en conmemoración a sus 37 años y con el apoyo del Observatorio Educativo Ciudadano, bajo el lema “Profes que dejan huellas”, quiere brindar un homenaje a los maestros y maestras que se destacaron durante la pandemia por su creatividad, resiliencia, innovación y vocación docente.

Pueden participar docentes de educación inicial, escolar básica y media de todo el territorio nacional que hayan generado buenos ejemplos de superación para la educación de los niños.

La convocatoria para postular a maestros de niños y adolescentes de todo el país está abierta hasta el 30 de junio y el evento de reconocimiento se realizará en el marco del Día del Niño, en agosto.

Las distinciones que serán entregadas son las siguientes: Maestro/a superación/resiliencia, Maestro/a creatividad, Maestro/a innovación/adaptación y Maestro/a vocación.

Para postular a educadores que se hayan destacado en el ejercicio de su vocación, pueden ingresar a https://mailchi.mp/dequeni/profesquedejanhuellas

Ejemplos de Profes que dejan huellas

La Prof. Elisa del tercer grado de la escuela Comandante Heber Leo Nowak de Fernando de la Mora, más conocida como la “maestra pelucas”, traspasa la
pantalla con mucha diversión.

La profe Elisa notaba la tristeza en sus pequeños estudiantes, ya nada era igual. De un día para el otro dejaron de verse en la escuela y pasaron a una computadora. Cada vez que se conectaban ella veía esa necesidad de hacer “algo más” por ellos, pero ¿qué podría ser? Un día dejó de ser la profe Elisa para convertirse en la “maestra pelucas” y con diferentes colores de pelo se presentaba cada día y metida en su personaje, alegraba a sus alumnos.

Ellos daban sus lecciones con la profe pelucas y esperaban entusiasmados otro día nuevo de clases y diversión. “Como maestra tenía todo organizado y planificado para iniciar el año escolar. Iniciamos las clases con ganas, alegría y muchas expectativas. Los horarios de entrada de clases, el uniforme prolijo y mi tiempo planificado para dar lo mejor de lo mejor. De pronto, una tarde de marzo, todo cambió con un decreto presidencial; la orden era: “quedarse en casa” y pensamos que solo serían unos días. Esos días se transformaron en años y también transformaron mi manera de enseñar”, indicó.

Related Posts