noviembre 30, 2021

Cuatro aprehendidos por presunta estafa y extorsión a un militar retirado

El Ministerio Público y el Dpto. Antisecuestro ejecutaron un operativo denominado Operación Tarumá y aprehendieron a dos mujeres y dos hombres supuestamente implicados en un caso de estafa y extorsión del cual fue víctima un militar retirado que reside en Asunción. Además de las aprehensiones también se requisaron documentos y aparatos celulares como evidencias. Los procedimientos se hicieron el miércoles en los barrios Fátima de Ciudad del Este y Santa Mónica de Minga Guazú.

En el distrito minguero los investigadores allanaron la tienda de celulares Cell Manía, propiedad de la comerciante María Mabel Colmán Fernández, de 26 años, quien fue aprehendida por disposición de la fiscal Zunilda Ocampos. En el lugar se requisaron tres teléfonos celulares y boletas de depósito y extracción de dinero. En el barrio Fátima de Ciudad del Este fue allanado el local HG Cobranzas, donde fueron privados de su libertad los hermanos Hugo Arnaldo González Villamayor y Hugo Wilfrido González Villamayor. También se incautaron documentos varios y tres aparatos celulares. Por otro lado también fue privada de su libertad María Estela Cardozo, una vendedora de yuyos que reside en Santa Rita.

Acorde a los investigadores, los cuatro fueron aprehendidos con relación a una investigación que se inició en abril pasado en la ciudad de Asunción, tras la denuncia de un militar retirado que fue estafado por más de G. 15 millones. El afectado había recibido la llamada de un supuesto amigo que le pidió ayuda para tramitar y pagar el traslado de algunos animales vacunos porque supuestamente no podía hacerlo en ese momento. El falso amigo dijo a la víctima que le depositaría poco más de US$ 5.000 para hacer los pagos y le envió una boleta de depósito falsa, además de algunos números telefónicos a los cuales debía girar ciertas sumas.

Pensando que los US$ 5.000 estaban en su cuenta, el militar retirado utilizó su propio dinero y fue realizando giros millonarios a los números que le pasó su “amigo”. Posteriormente se percató que fue engañado y estafado. Tras la denuncia se descubrió que todos los números usados para la estafa fueron habilitados en los dos locales allanados, así como los cobros. La investigación también constató que Colmán Fernández, dueña de la tienda Cell Manía, se comunicó varias veces con el supuesto amigo de la víctima. Este ya se encuentra identificado y cuenta con antecedentes similares, según los investigadores.

Fuente: La Jornada

Related Posts