septiembre 20, 2021

Fiscalía libró orden de captura contra cuatro implicados en accidente en que murió una niña

MINGA GUAZU. El Ministerio Público dictó orden de captura contra tres hermanos y un amigo que serían los responsables del accidente de tránsito que le costó la vida a una niña y dejó más tres adultos y dos menores lesionados. Los buscados serían los que abandonaron el vehículo involucrado en el percance luego de quitar varias conservadoras y cervezas del interior. Familiares de la pequeña víctima claman por justicia. El trágico accidente rutero ocurrió el domingo a las 21 horas en el Km 21 de la ruta PY 02.

Los que están siendo afanosamente buscados por las autoridades son Nery Alcides Espínola Florentín y los hermanos Edgar Reinaldo Ramírez Benítez, Gustavo Ramírez Benítez y Ever Evaristo Ramírez Benítez, quienes serían vecinos del Km 24 Monday. Los cuatro cuentan con orden de captura dictada por el fiscal Sergio Irán Villalba y deberán responder por homicidio culposo, omisión de auxilio y otros.

Los cuatro serían los ocupantes de la camioneta Hyundai Santa Fe, con matrícula CFZ 708, que fue abandonada luego del percance que le costó la vida a la pequeña Melanie Abigail Galeano Duarte, de 7 años. La menor fue auxiliada hasta el Hospital Distrital, que era el más cercano, pero no resistió a las múltiples lesiones. La niña era una de las pasajeras de una camioneta al mando de su abuelo Amado Duarte Duarte, de 56 años, en la que además viajaban Eulalia Duarte Duarte, Florinda Elizabeth Gamarra Ortíz, de 46 años y dos menores de 14 y 5 años. Todos resultaron con lesiones y fueron derivados a distintos centros asistenciales.

LLEVARON LAS CONSERVADORAS Y LOS PAQUETES DE CERVEZA

Los cuatro hombres buscados serían los que fueron filmados cuando abandonaban la camioneta Hyundai Santa Fe, pero no sin antes bajar y llevar varias conservadoras y pack’s de cerveza que había en el interior. El conductor, que según fuentes era Edgar Ramírez, habría causado el accidente al salir al paso del otro vehículo de forma imprudente.

 

Fuente: La Jornada

Related Posts