septiembre 20, 2021

El manejo de la pandemia La marca de la vacuna, pasaporte para entrar o no a Europa: ¿nueva forma de discriminación?

Certificado Digital Verde o Green Pass. Es el “pasaporte COVID” que acaba de entrar en vigencia en la Unión Europea (UE) y permite a las personas vacunadas completamente, que tengan una prueba negativa del virus o se hayan recuperado recientemente de la enfermedad, desplazarse dentro del bloque. Pero atención a la primera parte de los requisitos. 

¿La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda los pasaportes sanitarios? No. O no como única medida. Y pide que la UE apruebe todas las vacunas que ellos sí aprueban. Vale recordar que Sputnik no es aún una de las aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sí lo es la de Sinopharm y, en este caso, los países europeos pueden permitir el ingreso de los vacunados, pero no están obligados a hacerlo.

“No se debe requerir una prueba de vacunación para emprender un viaje. Por varias razones. Una es que sabemos que aunque las personas estén totalmente vacunadas, existe riesgo de contagio y de que contagien. Un pasaporte de vacunación podría generar un falso sentido de seguridad. Por otro lado, hay muchos países que no tienen acceso suficiente a vacunas, y requerir ese pasaporte a los viajeros aumentará la inequidad”, detallan desde la OPS ante la consulta de Clarín.

La respuesta se torna ambigua frente al caso puntual de la Unión Europea. “El Green Pass es una medida para la aplicación selectiva de viajes, menos estricta, que se introdujo por cierres que se mantuvieron durante mucho tiempo. Sin embargo, aplicar sólo esa medida en cuanto a las restricciones, no es suficiente”, agregan. A la OPS siempre le pareció más efectivo el aislamiento y testeo de los viajeros que cualquier otro instrumento para el turismo.

 

Related Posts