octubre 25, 2021

En CDE Presentan acusación contra empresaria por supuesto Uso no Autorizado de Sustancias Químicas

El fiscal antidroga Manuel Rojas Rodríguez formuló acusación contra una empresaria por la supuesta comisión del hecho punible contra la Ley 1160/207, Art. 209, sobre Uso no Autorizado de Sustancias Químicas, concordante con el Art. 29 del Código Penal, en carácter de autor. Se trata de Perla Concepción Coronel González (43).
El requerimiento conclusivo fue presentado en el Juzgado Penal de Garantías Nº 1, a cargo de la magistrada Teresita Cazal. El representante del Ministerio Público solicitó la elevación de la causa a juicio oral.
De acuerdo con los antecedentes, la sindicada es propietaria de la firma comercial Chemical Center, que tiene dentro de su rubro comercial la compra y venta de productos y precursores químicos controlados por la Ley 1340/88 y sus modificaciones.
La firma cuenta con una casa central en Bella Vista (departamento de Itapúa), la cual se encuentra legalmente registrada en la Secretaría Nacional Antidrogas, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y la Sección Registral del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES).
Asimismo, la organización cuenta con una sucursal en Ciudad del Este, pero está no se encuentra inscripta en la SENAD ni en Salud Pública, transgrediendo normas legales administrativas, sobre todo, de orden sanitario y de seguridad para la habilitación de sucursales y para el manejo de productos químicos de alta peligrosidad, según señala la acusación fiscal.
A raíz de esta situación, el 23 de junio del 2020, el Ministerio Público y agentes de la SENAD procedieron al allanamiento de la sucursal de la empresa de la capital del Alto Paraná.
En la oportunidad, los intervinientes requisaron 700 kilos de soda cáustica en perla, 1.576 kilos de soda cáustica fina, 3.200 litros de ácido clorhídrico, 4.000 litros de alcohol, 31 litros de acetona y 50 kilos de permanganato. Todos estos productos son precursores químicos controlados por la Ley 1340 y que fueron adquiridos con autorización de la SENAD y el Ministerio de Salud.
Sin embargo, la acusada tenía en depósito y con fines industriales (fabricación de productos de limpieza) y comerciales (venta a usuarios), en un local no habilitado para tal efecto, resalta el escrito presentado ante el Juzgado por el fiscal Rojas Rodríguez.
Fuente: Ministerio Público

Related Posts