febrero 26, 2021

En un giro histórico, el Papa Francisco decretó la apertura a la participación de las mujeres en la Iglesia

El papa Francisco decretó este lunes que las mujeres pueden acceder a los ministerios del “lectorado” y el “acolitado”, hasta ahora reservados a los hombres en el derecho canónico, en lo que supone un giro histórico a la doctrina de la Iglesia al eliminar la restricción de género.

Con un Motu Propio publicado este lunes, el pontífice modificó uno de los artículos del Código de Derecho Canónico y le dio un marco legal a una práctica que era utilizada en algunos lugares, pero sin el aval jurídico de la Santa Sede.

“Me pareció oportuno establecer que pueden ser instituidas como Lectores o Acólitos no sólo hombres sino también mujeres, en quienes, a través del discernimiento de la pastores y después de una adecuada preparación, la Iglesia reconoce ‘la firme voluntad de servir fielmente a Dios y al pueblo cristiano'”, sostuvo Francisco en las consideraciones del decreto de este lunes.

Related Posts