abril 13, 2021

¿Cansada de depilarte las cejas? Llegó el momento de llevarlas al natural

Ya asumimos las canas como parte del nuevo estilo. Las afrontamos durante el confinamiento, está bien si quieres dejarlas o teñirlas y las aceptamos como parte de nuestra realidad. Ahora les toca el turno a las cejas, que vuelven a ser tupidas y naturales para los próximos meses.

Los desafíos emocionales y físicos que han planteado la pandemia, el confinamiento y el regreso a la cotidianidad con el uso del cubrebocas se extienden hasta el cuidado de la piel, el uso eficiente del maquillaje y nuestra forma de vestir para afrontar la nueva realidad.

Expertos como el consultor de imagen Rey Sandoval han reflexionado sobre la nueva manera que tendremos de asumir la belleza durante los próximos meses y todos los caminos conducen hacia lo natural, el aspecto saludable, la hidratación, los colores que invitan al minimalismo, y esto aplica también para las cejas, por supuesto, más ahora que cobran gran importancia al ser de las pocas partes visibles del rostro mientras usamos mascarillas.

Y como dicen algunos expertos, la moda es cíclica, y todo regresa con distintas interpretaciones o versiones. En los años 80 la cejas al natural, gruesas y ligeramente despeinadas marcaban la pauta. Estrellas como Brooke Shields, Madonna o incluso la Miss Universo 1986 Bárbara Palacios, ostentaban esa rebeldía en la mirada que hoy recibimos renovadas en propuestas como el browning, definido así por el make up artist David Deibis, consultado por la revista SModa de El País de España.

El término proviene del juego de palabras entre brow (cejas) y brown (marrón) y tiene el objetivo de definir las cejas para que luzcan muy naturales y densas. Deibis especifica que con esta técnica las cejas deben parecer un poco desarregladas, sobre todo en la zona más cercana al entrecejo. Además, se recomienda brindarles personalidad y realzar la mirada rellenando con un liner muy fino dibujando suavemente sobre cada ceja dejando trazos más notorios hacia el entrecejo y más suaves al final. Además, el uso de máscaras transparentes para fijarlas es muy conveniente, puesto que se trata de que aunque parezcan naturales estén bien estudiadas.

David Deibis, quien ha trabajado con celebridades como Salma Hayek y Nicole Kidman, según refieren en la publicación, aconseja no llevar las cejas demasiado peinadas, sino jugar revolviendo sutilmente la parte más gruesa y manteniendo uniforme la parte más angosta.

Entre las ventajas de esta tendencia Deibis menciona la frescura que dota al rostro, ofreciendo un aspecto más aniñado. Al no tener un ángulo estricto se suaviza la mirada. Otro aspecto interesante es que el browning arropa también a los hombres. Es una técnica unisex que espera realzar el lado más natural del aspecto. Además, no es una moda pasajera, sino que permanecerá en el tiempo como parte importante del maquillaje.

Caballeros, por aquí por favor

Las cejas masculinas también pueden sumarse al browning. Si bien en muchas regiones de Latinoamérica fue tendencia para los hombres llevar las cejas muy bien enmarcadas e incluso depiladas, la sugerencia actual es dejarlas fluir naturalmente, pero mantenerlas bien definidas para abrir mucho más la mirada y mostrarla más limpia.

Fuente: Bárbara Palacios, Yahoo Vida y Estilo

Related Posts