julio 30, 2021

En pandemia, shoppings son solo para comprar y no para socializar

Pasear, despejarse y consumir algo entre el bullicio del patio de comidas de algún centro comercial formaban parte de una de las pocas opciones que muchas familias tenían hasta antes de la irrupción del nuevo coronavirus.

En tiempos de pandemia, todo esto cambió. Tras el largo confinamiento y parálisis, los shoppings reabrieron en la anterior etapa de la cuarentena inteligente. Ahora, en la fase 3, se suman los restaurantes y bares, muchos de ellos con presencia en el interior de esos centros comerciales.

Por eso, desde el Ministerio de Salud Pública (MSP) recuerdan que los “comercios no esenciales” fueron reabiertos para reactivar la alicaída economía y no para realizar paseos como se daba en esos sitios en contexto prepandemia.

El viceministro de Atención Integral a la Salud, Juan Carlos Portillo, señaló que los centros comerciales permanecerán abiertos de 10:00 a 19:00. En el caso de los patios de comidas que “sectoricen” sus mesas, y por ende sean habilitados, también deberán ajustarse a ese horario. “Se va a sectorizar eventualmente dentro de lo que es la lógica del patio, pero sigue siendo parte del shopping y debería también cerrar a partir de las 19:00”, apuntó.

Lo contrario ocurrirá con los restaurantes y bares, situados fuera de establecimientos comerciales que podrán atender hasta las 23:00, de domingos a jueves, y hasta la medianoche los días viernes y sábados. Dicha extensión horaria se aplica igual para la circulación de las personas.

“No estamos en situación normal. Se definió un tiempo de atención de los comercios, justamente, para seguir con ciertas restricciones. Se puede salir, pero con horario limitado”, reforzó.

Controles

El ministro del Interior, Euclides Acevedo, indicó que las fuerzas del orden realizarán observaciones de los protocolos sanitarios del sector gastronómico que abrirán en esta fase y las personas que circulen en horario permitido deberán contar con la factura emitida por el restaurante o local gastronómico.

Sigue vigente la capacidad máxima de pasajeros del transporte público: los buses pueden llevar hasta 10 personas paradas.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, expuso que la cuarentena inteligente representa una progresión de asumir ciertos riesgos. “Esos riesgos tienen que asumirse aferrados más que nunca a las medidas de control que estamos llevando: uso de mascarillas, distanciamiento físico y la higiene. Eso es lo que no puede relajarse en este momento”, instó.

Resaltó que en Paraguay, si bien hay indicadores que “resultan auspiciosos” frente a lo que tienen países de la región, hubo un preocupante giro en la circulación viral respecto a un mes atrás. “La mayoría de los casos correspondían a albergues y un porcentaje inferior al sector comunitario. Hoy, eso está de alguna manera invertido y tiene que ser un toque de atención para todos nosotros”, lanzó.

Dirán si abren patios de comida
Las autoridades de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP), encabezadas por Jorge Mendelzon, se entrevistarán esta mañana, a las 08:00, con la ministra de Industria, Liz Cramer, y la directora de Promoción de la Salud, Adriana Amarilla, en el local del Ministerio de Salud Pública, con la finalidad de definir si mañana reabren al público los locales gastronómicos de los patios de comida.
Alrededor de 250 restaurantes ubicados dentro de los patios de comida de los centros comerciales aguardan la venia correspondiente de las autoridades sanitarias e industriales para la reapertura de la recepción de los comensales en estos espacios.
La condición principal impuesta por las autoridades sanitarias radica en que los locales se tienen que “restaurantizar”, es decir, entrar a operar de manera similar a los restaurantes, con sectores bien delimitados de mesas, de forma que cada marca atienda a una cantidad segmentada de clientes, separados a dos metros unos de otros, dentro de un área limitada, para que guarden el distanciamiento social recomendado por Salud Pública.
Además, se busca establecer la trazabilidad de los clientes; es decir, que estén bien identificados, con número de cédula o RUC, de forma a localizarlos fácilmente en caso de que se presenten personas positivas de Covid-19.
Los directivos de los shoppings center indicaron que están previendo la máxima seguridad, para garantizar la presencia y la confianza de los comensales, de que se encuentren seguros y cómodos.

Fuente: UH

Related Posts