mayo 9, 2021

Susana Giménez sufrió un accidente doméstico y tuvo que asistir a una guardia en Uruguay

En la madrugada del jueves Susana Giménez sufrió un accidente doméstico en su casa de Punta del Este, conocida como La Mary, que terminó derivando en un traslado de urgencia al Sanatorio Cantegril, ubicado en el Departamento de Maldonado. La conductora quedó internada a la espera de nuevos estudios clínicos, que se le realizarían en estas horas. Presenta una luxación en el codo derecho que no resistiría mayor gravedad, de acuerdo a lo que informó una fuente cercana a la diva. No obstante, una versión da cuenta de que podría ser sometida a una intervención quirúrgica.

“Susana ahora está bien. Se cayó llevando a Rita (la perra que adoptó en cuarentena). Estaba con un bolso y una cartera, tenía pantuflas, y cuando quiso subir una escalera, se tropezó”, informó su hermano menor, Patricio Giménez.

Acompañada por él, Susana llegó a Uruguay el sábado 23 en un vuelo privado y debió acatar de inmediato al protocolo que rige en el país por la emergencia sanitaria por el COVID-19: cumplir una cuarentena obligatoria de 14 días en su lugar de residencia, en este caso La Mary, localizada en Rincón del Indio, una de las zonas más exclusivas de Punta.

Con un único contagiado, el Departamento de Maldonado atraviesa una cuarentena muy flexible en comparación a la Ciudad de Buenos Aires, donde Giménez venía cumpliendo -en su caserón de Barrio Parque- el aislamiento obligatorio establecido por el presidente Alberto Fernández. “Pedí permiso, por supuesto. Tengo residencia porque tengo casa acá, personal que pagar sueldos y estaba muy preocupada. Me parece que después de 65 días encerrada en mi casa sola, tenía derecho a venir acá”, se defendió de las críticas que se reprodujeron de manera exponencial en las redes sociales y también en los medios. Muchos más, sin embargo, defendieron su accionar.

La información del viaje de la conductora terminó trascendiendo recién días después de que el avión aterrizara en el aeropuerto de Carrasco. La Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autorizó el vuelo apenas 24 horas antes, y para dos personas (Susana y su hermano, quienes tienen residencia en Uruguay). “Llené más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el mecanismo”, declaró.  El ministro del Interior del país vecino, Jorge Larrañaga, también aclaró que su ingreso fue “legal”: “No hubo ningún privilegio”.

Ya en La Mary, la conductora escuchó la conferencia de prensa en la cual el Presidente anunciaba la prolongación de la cuarentena hasta el 7 de junio, al menos. “Tengo miedo de que digan que va a haber 15 días más. Estuvo bien hacer la cuarentena rápido porque se ahorraron muchas desgracias, pero ya basta”, dijo.

“(Alberto Fernández) actuó muy bien al principio de la pandemia, pero ahora está pasado y debe estar muy presionado por La Cámpora, supongo. Le dicen lo que quieren hacer ellos, me da la impresión -sostuvo Susana en la noche del martes, durante una entrevista con Luis Novaresio-. Ojalá me equivoque y Alberto tenga carácter para hacer lo que se le da la gana a él y no lo que le dicen (…) Él no es populista, en el fondo de su corazón”. Y además de quejarse porque “abrieron las cárceles” (“Los chorros están afuera y nosotros adentro”), afirmó: “Tengo miedo de que nos quieran convertir en Venezuela”.

Rita, la perra que cargaba cuando tropezó con las pantuflas, también le trajo más de un dolor de cabeza. La recibió en Barrio Parque en los primeros días de la cuarentena, saliendo a la calle con barbijo para recibir al remis que se le trajo. Pero poco después la envió de regreso al criadero para que “la eduquen”, y en las redes sociales la acusaron de haberla abandonado. El 19 de mayo la recuperó. Y con ella, según las palabras de su hermano, habría viajado a Punta del Este.

Fuente: Infobae

 

Related Posts