marzo 2, 2021

Adjudicaron por G. 2.800 millones en FFMM a firma de dudoso origen

El Comando en Jefe Unidad Operativa de Contrataciones (UOC) 1, Ministerio de Defensa Nacional, llevó a cabo un cuestionado proceso de licitación pública nacional que derivó incluso en denuncias presentadas ante organismos como el Ministerio Público y la Contraloría General de la República (CGR).

Se trata del llamado con ID 370.903, plurianual y de subasta a la baja electrónica, denominado Servicio de Inspección de 12 años, ampliación de boletín y reparación de componentes mayores del helicóptero UH-50 Esquilo AS/350 B Series, por vencimiento de calendario y condición, que data de finales del año pasado. La adjudicada fue Aeropartes SA, sobre la cual surgen numerosas dudas.

Según la información publicada a través de la página web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), la firma –cuyo representante legal está identificado como Fernando José Franco Olave– no posee otros antecedentes como proveedor del Estado y logró un millonario primer contrato, pese a haberse presentado al llamado con la oferta más elevada entre tres, por un valor de G. 2.799 millones.

Especialmente, llama la atención que la firma no acredita experiencia en contratos similares, presenta un solo empleado ante el Instituto de Previsión Social (IPS), no se tiene constancia sobre la verdadera dirección de la misma (supuestamente sobre la ruta que conduce al Aeropuerto Silvio Pettirossi) y no posee infraestructura conocida. Es decir, todo apunta a que se trata de una “empresa de maletín”; es decir, que solo existe en los papeles.

Igualmente, de acuerdo con una denuncia sobre el caso realizada ante la Fiscalía a principios de este año, Aeropartes SA llegó a falsificar documentos para “demostrar” su capacidad técnica para llevar a cabo los trabajos. Pese a las inconsistencias, la firma acabó siendo adjudicada. El contrato se firmó en noviembre de 2019 e inclusive, según consta en los registros de Contrataciones Públicas, se llegó a realizar un primer pago, el 24 de enero de 2020, por un total de casi G. 530 millones.

ANULADO. Las irregularidades en el proceso motivaron a protesta e hicieron que, el 18 de marzo pasado (cuando Aeropartes ya cobró un monto millonario), la DNCP anule la adjudicación y retrotraiga lo actuado a la etapa de evaluación de las ofertas, mientras que las FFMM accionaron contra la decisión el 27 de marzo pasado. En la página de la Dirección de Contrataciones Públicas no consta que se haya realizado una reevaluación de las ofertas, que la Resolución DNCP 1184/20 demandaba realizar en un plazo máximo de 20 días.

El mismo documento (1184/20), entre otras aparentes irregularidades, refiere que la convocante no ha aportado elementos que sustenten que, pese a las objeciones sobre el cumplimiento de la adjudicada respecto a requisitos de experiencia y capacidad financiera, la adjudicación llevada a cabo por la UOC 1 del Comando en Jefe se ajuste a las disposiciones contenidas en la Ley de Contrataciones Públicas y el mismo pliego de bases y condiciones.

527.290.887 guaraníes fue el monto que ya se pagó a Aeropartes SA. Contrataciones Públicas anuló la adjudicación.

Acceso a información pública, otra vez
Desde Última Hora se intentó tener la versión de la UOC 1 Comando en Jefe sobre las denuncias de irregularidades en el proceso ID 370.903, a través de la Dirección de Comunicación Social. Como ocurrió anteriormente, la respuesta fue que el mismo debe realizarse a través del sistema de acceso a la información pública, que habilita a un plazo máximo de 15 hábiles para dar las explicaciones correspondientes. El anterior pedido realizado por ÚH por esta vía no tuvo respuesta hasta ahora; sin embargo, se hizo una nueva solicitud, requiriendo los argumentos de la adjudicación a favor de Aeropartes SA y conocer hasta qué punto se ejecutó el contrato, ante denuncias de que los trabajos continúan.

Fuente: UH

Related Posts