junio 21, 2021

Vida saludable de los adultos mayores es compromiso de todos

En conmemoración al Día Nacional del Adulto Mayor, se hace hincapié en la importancia de que los adultos mayores estén integrados a la familia, con una sociedad comprometida y recordarles que en esa etapa de la vida se puede emprender nuevas actividades, continuar los estudios, iniciar una nueva profesión o retomar antiguas aficiones siempre y cuando la condición de salud lo permita. 

Según la Organización Panamericana de la Salud – OPS, “si las personas mayores pueden vivir esos años adicionales de vida en buena salud y en un entorno propicio, podrán hacer lo que más valoran de forma muy similar a una persona joven”. 

Es fundamental mantener los hábitos saludables a lo largo de la vida, esto implica llevar una dieta equilibrada, realizar actividad física periódica, evitar el tabaco y el alcohol. El mantenimiento de la masa muscular mediante entrenamiento y una buena nutrición pueden ayudar a preservar la función cognitiva, retrasar la dependencia y revertir la fragilidad.

Además de los cambios biológicos, el envejecimiento también está asociado con otras transiciones de la vida, como la jubilación, el traslado a viviendas más apropiadas, y la muerte de amigos y pareja. Es importante tener en cuenta no solo los elementos que amortiguan las pérdidas asociadas a la edad del adulto mayor, sino también los que pueden reforzar la recuperación, la adaptación y el crecimiento psicosocial.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social es el órgano rector que tiene a su cargo la implementación de Ley Nº 1885/ de Las Personas Adultas, con cuya reglamentación 1006/07 se crea la Dirección de Adultos Mayores, dependiente del Instituto de Bienestar Social. La misma cuenta con 5 hogares de estadía permanente, 2 en Asunción, 1 en Luque, 1 en Concepción y otro en Lambaré.

Así también, cuenta con el Programa de Adultos Mayores y Desarrollo Comunitario, que tiene por objetivo promover el desarrollo de políticas locales que favorezcan el mejoramiento de la calidad y condiciones de vida de las personas adultas mayores.

El Estado concurrirá al logro del bienestar social de las personas de la tercera edad, garantizando el ejercicio de sus derechos y velando para que aquellas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, carezcan de familia o se encuentren abandonadas, sean ubicadas en lugares públicos o privados y se les ofrezcan programas de servicios sociales intermedios.

Related Posts