septiembre 28, 2021

Bioseguridad: Médicos reclaman tapabocas insuficientes en Hospital de Itauguá

El secretario general del Sindicato de Profesionales Universitarios del Hospital Nacional de Itauguá  (Sipuhni), Jesús Agustín Irrazábal, señaló que el Ministerio de Salud Pública recomienda cambiarse la mascarilla cada tres horas o hasta que se humedezca.

Refirió sobre este punto que, en cambio, el personal de blanco del centro asistencial en cuestión debe utilizar un tapaboca hasta seis horas.

“¿Por qué te hacen usar seis horas cuando te dicen que tiene que ser tres? Estamos de acuerdo con el uso racional, pero ese manejo preocupa (…). Ninguno de los profesionales de salud quiere llevar a su casa el virus como un paciente asintomático. El médico lo que menos quiere es padecer y hacer padecer”, argumentó en una entrevista concedida a Última Hora.

Irrazábal agregó que es comprensible que se deba racionalizar algunos insumos del equipo de protección de bioseguridad y en este sentido añadió que racionalizar no es precisamente restringir ni dejar de utilizar. “Que haya racionalidad, pero que sea suficiente, respaldado por el Ministerio de Salud”, exigió.

La doctora Raquel Lovera, que atiende en el área de Pediatría del Hospital Nacional de Itauguá, señaló que este fin de semana último se dejó un limitado número de mascarillas para todo el personal de blanco.

Contó que para dar cumplimiento con las recomendaciones de Salud, incluso, tuvieron que comprarse más tapabocas por su cuenta, hasta para los pacientes. “Tienen que recibir también tanto pacientes como familiares de Covid-19 (…). Además, faltan otras cosas necesarias”, expuso

La profesional argumentó que no le pueden pedir a los pacientes que se compren las mascarillas quirúrgicas, porque son personas que normalmente tienen difícil acceso a la salud o son de escasos recursos.

Irrazábal, por su parte, explicó que los niños necesariamente tienen que estar acompañados de sus padres; por esa razón, a los familiares del paciente también se les debe proveer este elemento de protección.

“No tenemos una cantidad suficiente de tapabocas quirúrgicos. Es cierto que hay un uso histórico, pero que no nos falten. Porque si trabajamos así, estamos exponiéndonos y otras personas. (…). Tenemos que evitar que el personal de blanco caiga. Muchos ya están en cuarentena y yo también. Si nosotros caemos, ¿quién atendería a los pacientes?”, recalcó Raquel Lovera.

Ambos profesionales, asimismo, aseguraron la insuficiente cantidad de otros equipos médicos e insumos, como la bata quirúrgica, el cloruro de sodio, que es utilizado especialmente en áreas críticas (urgencias) y no es proveído de forma continua, y sobre las pequeñas agujas que se aplican en la mano, dijeron que son de mala calidad.

El Hospital Nacional de Itauguá albergará en su predio a uno de los hospitales de contingencia que se entregará este martes al Gobierno, junto con el del Ineram.

Del mismo, hace un mes fueron desvinculados dos médicos, Shuji Okinaka y José Ortellado, por haber reclamado medidas de protección para el personal sanitario ante la pandemia del coronavirus. El Ministerio de Salud justificó las medidas como una cuestión ajena a los reclamos.

F:UH

Related Posts